Sunday, 29 November 2020
TITULARES

Este partido Independiente ha estado siempre dispuesto a acordar, para cambiar la realidad de la gente, esa ha sido nuestra historia y esa ha sido nuestra tradición.

Ahora bien, cuando un partido no tiene mayoría absoluta tiene obligación de acordar, de negociar, pero cuando tiene mayoría absoluta cómo ha pasado en los últimos 15 años, ahí se ve la voluntad de acordar, ahí no hay necesidad ahí lo que se demuestra si hay voluntad de acordar, y la verdad es que no ha habido voluntad de acordar, por lo menos con nosotros no ha habido voluntad de acordar. Porque hay gente que prefiere acordar con aquellos que van a estar satisfechos con un cargo o con un lugar en la lista pero saben, conocen nuestras prioridades, y saben que acordar con el Partido Independiente implica condicionamientos políticos.

Nosotros no estamos dispuestos a que los acuerdos con el Partido Independiente pasen por hablar de cargos, o hablar de lugares en la lista o hablar de cosas por el estilo.

Nosotros estamos siempre dispuestos a acordar, aún lo estuvimos en los últimos 15 años, siempre que esto implicara por ejemplo; terminar con el despilfarro, parar la joda; terminar con los acomodos y los enchufes y no pasó; siguieron durante todos estos años. Y ¿cómo iban a querer acordar con nosotros? cuando estuvimos en la primera fila de las denuncias de todas las irregularidades, en la primera fila de la denuncia de todos los delitos que se cometieron en este país.

Investigamos a fondo, clavamos el bisturí a fondo en el caso de ANCAP, ahí estuvo el Presidente de nuestro Partido, el senador Pablo Mieres, y miren que fue difícil, pero fuimos hasta el fondo denunciando cada una de las irregularidades y cada uno de los problemas que constatamos en ANCAP y que le costaron al país 1000 millones de dólares.

Y cada vez que poníamos arriba de la mesa alguna de estas leyes, nos decían no... Vamos a discutir el rol de las empresas públicas, porque las empresas públicas no están para ganar dinero... está claro que en su concepción y en su prédica y su práctica están para perder y estan para perder bastante dinero que después sale del lomo de los uruguayos.

Investigamos también la regasificadora, o mejor dicho lo que no fue la regasificadora, lo que no es la regasificadora, porque miren que estuvimos años y años de recursos humanos y económicos destinados a una empresa que terminó en nada. Y ahí tenemos cientos y cientos de uruguayos que dejaron lo mejor de sí, empresas uruguayas fundidas, a las que les soltaron la mano, a las que las dejaron solas cuando los brasileros se fueron y que hoy no tienen ningún respaldo, mientras que paralelamente se pagaban salarios faraónicos, salarios increíbles que si fueran empleados públicos estarían prohibidos por la ley a los amigos, a los enchufados de siempre y que se pagaban por una empresa privada, que se manejaba con plata de la gente, con plata del Estado, porque la empresa que se hacía cargo de la construcción de la supuesta regasificadora que no fue , los accionistas eran ANCAP y UTE, era plata de los uruguayos, salarios que estaban en algunos casos por arriba de los 400 mil pesos por mes.

Hundimos el bisturí a fondo en el tema de ASSE o no tan a fondo porque la verdad es que a medida que empezamos a investigar los hallazgos superaron ampliamente nuestras expectativas, estuvo todo por encima de lo que esperábamos y en un momento descubrimos que en ASSE pasaban cosas tales como que habían concursos en donde que estaban tan amañados que quienes ganarían los concursos se conocían de antemano, descubrimos que en ASSE había contrataciones de ambulancias por gente que estaban de los dos lados del mostrador. Era quien contrataba y quien vendía el servicio porque eran directores y a la vez dueños de la ambulancia y eso se pagaba con plata de la gente y no te creas que era barato que se contrataba, un traslado en ambulancia desde bella unión hasta Montevideo salía lo mismo que un pasaje de ida y vuelta con estadía incluida al Caribe. Nos enteramos en el colmo de la insensibilidad, que en las colonias psiquiátricas se compraban los electrodomésticos con plata de los pacientes, y se reconoció eso muy sueltito de cuerpo en la comisión investigadora y cuando supimos que estas cosas pasaron efectivamente en nuestro país se nos dijo no se investiga más. Porque ya habíamos descubierto bastante y porque seguramente había más por saber. Porque no saben la cantidad de denuncias que nos llegaban todos los días y que ni siquiera tuvimos la oportunidad de plantear porque cortaron la investigadora mucho antes. ¿Cómo iban a querer acordar con nosotros? Estaba claro que no nos íbamos a callar con esas cosas... Estaba claro que las íbamos a decir una y otra vez, pero ¿por qué no las íbamos a decir? ¿En honor a que no las íbamos a decir? Por qué el periodismo sigue diciendo el gobierno de izquierda o el gobierno progresista de este país, o ¿acaso la corrupción es progresista?

Ellos mismos reconocen que la corrupción llegó a sus filas, bastante que trataron de ocultarla, bastante que intentaron minimizarla. ¿Acaso apoyar a los dictadores es progresista? Miren que les costó trabajo al Senador Astori, que hace pocos días por primera vez se le escapa a un frente amplista de su boca que lo de Maduro es una dictadura. Nunca lo habían dicho, ni una vez lo habían dicho y llevamos miles y miles de muertos ¿acaso es progresista eso? ¿Por qué le seguimos diciendo gratuitamente que este es un gobierno de izquierda? ¿Qué tienen de izquierda viejo? Si todos esos salarios faraónicos que yo mencionaba recién de la regasificadora amén de otros tantos se pagaban entre otras coas con el impuesto al trabajo, con el impuesto de la gente doblando el lomo ¿eso es ser progresista? ¿Eso es ser de izquierda?

Entonces nada tiene valor, porque bien que veníamos quemados de la crisis del 2002, décadas y décadas de gobiernos de los partidos tradicionales con los viejos vicios de la política con los que nosotros por supuesto no estamos de acuerdo. Entonces nada tiene sentido, quiere decir que nos pasó todo esto, pegamos el volantazo, cambiamos de punta a punta, nos pasa lo mismo ¿y ya está?.

Pues no… para eso está el Partido Independiente. La primera cosa que este Partido Independiente sigue teniendo voluntad de acordar, acordar para cambiar este país pero hoy cambiar este país pasa por cambiar este gobierno, y nosotros estamos dispuestos a trabajar para cambiar el gobierno, ahora cualquier gobierno no nos viene bien; que este claro que no queremos volver a los viejos vicios de la política, no queremos que como pasó en este gobierno que un tipo con una ambulancia se vendía servicios a sí mismo, que no nos pase que en otro lugar alguien se compre la nafta en la estación de servicio de su propiedad, no queremos volver a esas cosas tampoco.

Es que yo digo nosotros llevamos años y años de militancia, de trabajo, de perseverancia, de gente que está acá a cambio de nada, porque los militantes nuestros vienen por la vocación de cambio, por la vocación de que el país sea mejor, ninguno de ustedes se lleva un peso por estar en esta reunión.

Nosotros llevamos décadas y décadas y cuando llegaron las elecciones internas, hace pocos días fui a hablar con la compañera Mariela Finari y me dijo “Daniel yo fui hasta el cuarto secreto y me encontré que no había listas” “Y no Mariela es que no llegamos” y cómo aparece un partido, de golpe y porrazo que no tiene candidato a vicepresidente, que no tiene programa y tiene listas en todos los departamentos del país en todos los circuitos, ¿alguien se explica cómo pasó eso? ¿Por qué pasó eso? Porque el Partido Independiente no tiene un ejército de militantes, tiene militantes, no tiene un ejército de militantes, hay que decir las cosas por su nombre, por alguna razón llegaron esas listas a los circuitos que nosotros después de años y años de militancia no logramos cubrir.

No se hace magia, es mentira porque yo soy un líder carismático de repente aparecen todas mis listas en todos los circuitos; hay algo sospechoso, ¿a nadie se le ocurre que hay algo sospechoso?

Pero entonces tiene sentido, por supuesto tiene el mismo sentido de siempre, porque este Partido Independiente está más vigente que nunca, porque está más vigente que nunca la necesidad de la esperanza. Viste que ahora te dicen bajaron las cifras de pobreza, ahora hay menos pobres que antes, y me guio por el nivel de ingreso es verdad. Pero después cuando uno mira la realidad no es verdad, porque uno ve que la realidad está más fracturada que nunca porque hay una fractura que no es solo económica, es cultural.

¿Sabes lo que pasa? Cuando yo era pibe, yo vivía en una familia muy pobre, mi abuela que no sabía cómo se llamaba que le sortearon el nombre, mi abuela tenía la esperanza ya y cuando me todo ir a la escuela a la que yo iba, a la escuela 119 de 2do grado Campamento a ver los pibes que eran los que yo era, yo me reflejaba en los ojos de esos pibes, lo que falta es la esperanza ahora, antes había pobreza pero había esperanza, y ahora no hay esperanza hay resignación y este partido está para combatir la resignación, para que la gente vuelva a creer que se puede cambiar, que no nos vendan versos, que no nos quieran retrotraer al pasado a los viejos vicios de la política y que tampoco nos hagan el cuento de que esto es ser progresista y que si no es esto no hay otra alternativa.

Si se puede, este partido está dispuesto a seguir trabajando para que se pueda creer en el Uruguay, para que se pueda creer que vale la pena trabajar por este país, para que se pueda creer que tiene sentido ver crecer a nuestros hijos en este país. ¡Vamos adelante compañeros!

EDICIÓN

CLASIFICADOS

VIDEOS

Neumólogos

April 15, 2020

ENLACES

VIENTO AHORA

ACTUALIDAD

Infórmese a través de ACTUALIDAD