Friday, 04 December 2020
TITULARES

Al comienzo de la entrevista, el viceministro del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Tabaré Hackenbruch Legnani, subrayó que “las políticas sobre asentamientos informales y la construcción de vivienda han sido preocupación central para el presidente Lacalle y la ministra Moreira desde antes de asumir el 1º de marzo. El presupuesto marca la continuación de lo iniciado en la Ley de Urgente Consideración con respecto a la creación de la Dirección Nacional de Integración Social y Urbana (DINISU), para la coordinación del Plan Juntos, el Programa de Mejoramiento de Barrios y el Plan de Relocalizaciones”.

Indicó que “la meta es tener una planificación estratégica transversal e integral, así como una mirada holística sobre la temática. También se crea y reglamenta la intervención socio habitacional para actuar en forma coordinada, eficaz y eficiente desde una perspectiva interinstitucional”.

Respecto a la autorización para la venta de inmuebles del Estado, el subsecretario de la cartera de Vivienda señaló que “efectivamente, se crea un mecanismo que permitirá poner a la venta los bienes del Estado que sean previamente declarados prescindibles. Esos fondos se distribuirán en diferentes porcentajes entre el organismo propietario y el Programa de Mejoramiento de Barrios. Hoy no estaríamos en condiciones de hablar de cifras exactas”.

Sobre la creación de un fideicomiso con participación del Estado e inversionistas manifestó Hackenbruch que “ya ha habido muestras de interés por parte de promotores y empresas de construcción nacionales, así como de fondos de inversión foráneos. El Fideicomiso irá acompañado de una política de subsidio a la cuota que permitirá recrear el mercado y acceder a un mayor número de potenciales adquirentes.

Para responder al déficit se pretende utilizar a todos los actores del Sistema Público de Vivienda (DINAVI, ANV, BHU, MEVIR, BPS), sin renunciar a ninguna modalidad (privados, cooperativas, autoconstrucción, etc.) ni sistema constructivo”.

Consultado sobre la posibilidad que se construyan algunas viviendas con madera, como es muy común en otros países, nos explicó que el MVOT “pretende promocionar la construcción de viviendas tanto en los sistemas tradicionales como en los no tradicionales (SCNT). Los SCNT deberán cumplir con las bases técnicas, criterios y requisitos mínimos establecidos para los programas de viviendas del MVOT en cuanto a estándares de desempeño y exigencias, ya sea en seguridad estructural, seguridad frente al fuego, seguridad de utilización, habitabilidad y confort, higiene, salud y medio ambiente, durabilidad y costos”.

Agregó que “dentro de los sistemas no tradicionales se encuentra la construcción en madera. Nuestro país tiene la materia prima (forestación en pino) que se está exportando sin ningún valor agregado. Los metros cúbicos de madera que hay en nuestros bosques de pino alcanzan para hacer frente al déficit habitacional, y quedaría incluso un excedente para exportar. Para poder unir la materia prima con la demanda de vivienda hace falta apostar a la formación, al diseño y realizar algunos cambios en las normativas de las intendencias (reglamentación de PH, etc)”.

“Hay que trabajar mucho aún para que la madera sea una alternativa viable pero sin dudas nos estamos encaminando. El costo por metro cuadrado en madera es sensiblemente inferior al tradicional y se apunta en este programa a los deciles 5 y 4”, finalizó el subsecretario del MVOT Tabaré Hackenbruch Legnani.

EDICIÓN

CLASIFICADOS

VIDEOS

Neumólogos

April 15, 2020

ENLACES

VIENTO AHORA

ACTUALIDAD

Infórmese a través de ACTUALIDAD